EL PODER TERAPEUTICO DE LA ESCRITURA – SANA TU VIDA

CARTA AMORSabías que el hablar de nuestros pensamientos, sentimientos y emociones nos evita muchos problemas de salud tanto físicos como psicológicos. Cuando hablamos y el otro nos escucha con verdadera empatía y comprensión; como si el otro se fundiera con uno mismo, nos da la sensación de no estar solos en este universo. Además, cuando nos sentimos escuchados y comprendidos emerge la calma que nos permite organizar y ordenar mejor nuestros pensamientos, emociones y sentimientos; y sin darnos cuenta encontramos la solución.

Si el hablar ayuda mucho emocionalmente, imagínate que nos pasaría si además de hablar sobre nuestros conflictos existenciales los escribimos.  Escribir a mano es importante porque nos  conecta con lo más profundo de nuestro ser, nos permite darnos cuenta de situaciones, emociones, circunstancias que no podemos verlas y que nos imposibilitan vivir la vida de manera plena y feliz.

Escribir es una herramienta terapéutica, que se utiliza en los casos clínicos. Escribir a mano, preferentemente, nos ayuda a procesar los traumas dolorosos casi indelebles, así como a superar las pérdidas, las frustraciones, los resentimientos y a entender mejor los reveses que la vida nos da. Escribir nos ayuda a sanar y a transformarnos a través de la libración de las emociones y del autoconocimiento. Si logramos darnos cuenta de lo que pasa en nuestro interior y de las causas de las experiencias negativas que vivimos; seguro tomaremos decisiones más adecuadas que nos lleven a una vida más saludable.

Escribir y hablar de uno mismo nos permite autoconocernos, tomar conciencia de quienes somos, de lo que queremos, porque estamos como estamos y hacia dónde vamos. El hablar y el escribir sobre nuestra vida nos  sana y facilita nuestro crecimiento y evolución.

“Si algo no te gusta de tu vida, cámbialo, date cuenta de tus circunstancias; y decide vivir una vida más plena y satisfactoria”

Escribir y hablar de nuestros resentimientos, de nuestro sufrimiento, nuestro desamor, soledad, abandono, etc.,  significa sanar nuestra vida, desarrollamos y evolucionar a estados superiores de conciencia y vivir de manera más saludable y feliz.

¿Qué sucede cuando escribimos? Con el hecho de escribir liberamos tensiones internas y los bloqueos emocionales se derrumban; hacemos contacto con la parte inconsciente de nuestra mente, que permite que emerjan los miedos, las limitaciones y la causa de nuestro sufrimiento; así como las soluciones.

La verdad, no necesitas tener una especialización para escribir sobre ti mismo, sobre lo que te sucede; simplemente toma tiempo para ti y hazlo. Empieza a escribir desde lo más recóndito de tu ser; conéctate contigo mismo. ¡Toma papel y lápiz; elije el momento adecuado!”

¿Qué pasa en nuestro interior cuando nos expresamos por medio de la escritura? Bien, cuando escribimos lo hacemos de manera más lenta. Escribir es incluso más lento de lo que pensamos y hablamos. Si nos equivocamos tenemos la oportunidad de borrar y reescribirlo otra vez. Si algo no nos gusta lo modificamos; quitando o agregando; nos permite viajar al pasado y al futuro.

Recuerda que escribir nos ayuda a calmar nuestra ansiedad; disminuyendo la tensión arterial. El simple hecho de escribir sobre nosotros mismos fortalece nuestro sistema inmunológico. Además, de que nos permite reflexionar y recapacitar.

En 1999 se llevó a cabo un estudio sobre los efectos que conlleva el acto de escribir en personas enfermas. La investigación fue llevada a cabo por la Revista de la Asociación Médica Americana, de USA.

Los pacientes escribieron sobre sus experiencias traumáticas; resultando que los asmáticos mejoraron su función pulmonar en un 19% y los pacientes con artritis reumatoide mejoraron sus síntomas en una proporción del 28%.

Quieres empezar por sanar tu vida, utiliza esta estupenda herramienta. Empieza por escribir el argumento de la película de tu propia vida. Se sugiere que escribas en primera persona, describiendo tus eventos traumáticos o bien lo que te preocupa y te hace infeliz; vas a sentir un desahogo y te darás cuenta como tus pensamientos se empiezan a poner en orden; así como tus sentimientos.

Además de escribirlo, exprésalo con palabras; sabías que las palabras no expresadas nos producen síntomas que se reflejan en nuestra conducta inadecuada o mediante enfermedades: al poder expresar estas palabras los síntomas desaparecen.

Sugerencia terapéutica: Escribe un cuento que hable de tu vida con tus problemas propios, relatando tus eventos traumáticos que te han dejado una huella casi imborrable. A este cuento dale un final feliz. Sabías, que nos comunicamos con nuestra mente inconsciente mediante metáforas; y con una metáfora le decimos a nuestra mente como queremos que se resuelva nuestro conflicto.

¿Qué puedes escribir? Escribe todo lo que te preocupa, lo que perturba en tu vida, tus conflictos emocionales, existenciales e interpersonales. Es probable que al escribir recuerdes lo que has olvido para no sufrir.

Recuerda siempre que escribir de manera terapéutica es un gran beneficio para salud física y mental, para tu vida:

Escribir regula nuestros procesos mentales, incrementa nuestra creatividad porque amplia la capacidad de la actividad neuronal.

¡Escribir y hablar sobre uno mismo es una excelente medicina del alma por su enorme poder terapéutico!

¡En ti está hacer el cambio para una mejor vida!

Si tienes alguna pregunta al respecto o deseas reservar una cita para terapia persona a persona o a distancia (Skype),  contratar una plática o conferencia, escríbeme un E-Mail o marca el número abajo indicado, y yo con gusto te atiendo.

12193740_1089629267722631_6883221968641825766_n

Mtra. Teresa de Jesús Avilés R.

Psicoterapia Humanista

Conferencista y Facilitador

                             E-Mail: teresa.aviles@yahoo.com.mx   Cel.2227573183 (Whatsapp)

                             TUS_COMENTARIOS_INSPIRANa44a69Sitio Web: www.terapiamenteycorazon.com

Gracias por leer este Post! Si te gusto puedes dar click al botón para Facebook me gusta (like) o en el botón del Twitter.

¿COMO TE ACARICIAN O ACARICIAS DURANTE TU EXISTENCIA?

Desde que nacemos hasta la hora de partir de este mundo buscamos siempre ser acariciados y reconocidos de muchas formas por otro ser humano.

Algunas personas incluso, practican juegos psicológicos con tal de lograrlo (como el chantaje, la sumisión, manipulación, la agresión, etc.?

Es una necesidad biológica y psicológica de nosotros los seres humanos que nos ocupa toda nuestra existencia, lo cual significa que el otro confirma nuestra presencia en el mundo “Existes, yo sé que estás ahí”  Basta sólo una mirada, una palabra o un toque físico para serenar nuestra vida y sentir que existimos.

Necesitamos al otro ser humano para validar nuestra existencia, de lo contrario enfermaríamos física y psicológicamente.

Sabías que si no acariciaras a un bebe, éste sufriría un deterioro mental y físico que incluso podría llevarlo a la muerte por falta de caricias. Se le acaricia al pequeño cuando se le alimenta, se le cambia de pañales, se le duerme, se le mira, se le canta, se le acuna.

El contacto físico estimula la química del ser humano para un desarrollo mental y físico.

Al principio de nuestra historia necesitamos ser acariciados a través del tacto, conforme pasa el tiempo esa necesidad se transforma en una necesidad de reconocimiento mediante una sonrisa, una señal de asentimiento, con una palabra, con un gesto.

Si el niño no es acariciado se le va secando la medula espinal

No importa que sean caricias positiva o negativas, de igual manera estimulan el cerebro de quien las recibe y les brinda una sensación de ser valiosos porque existen.

Las caricias negativas descuentan los sentimientos del otro ser humano en el momento que no se le pone atención, se le maltrata tanto con golpes, descalificaciones, burlas o tratarlos de manera indiferente,  disminuyendo su importancia; haciéndoles sentir en todo momento que lo que dicen o lo que hacen está mal. Esto simplemente degrada al ser humano por anular su valía en lo que concierne su existencia.

Conoces casos que el televisor, el celular, el internet o bien mantener la casa limpia es más importante que atender al otro ser humano con todo el ser; comunicarse, escucharlo atentamente sin distractores, mirarlo a los ojos, convivir, jugar, tocarse, reir, llorar juntos, etc.

Has escuchado que algunos maridos le dicen a sus esposas “cállate, no puedes opinar en este asunto, es sólo de hombres” o bien “esta bonito el vestido, si no fuera porque estás pasadita de peso”. Te dicen algún halago con mirada y tono de desaprobación.

Has visto padres que castigan a sus hijos de manera cruel con golpes físicos, restringiendo permisos o bien lo más cruel con indiferencia (ignorándolos); sólo porque son más importantes sus reglas y que los obedezcan; a la felicidad y crecimiento de sus hijos. Conocí el caso de un niño que se gano un viaje a Canadá por sus buenas calificaciones y sus padres lo castigaron no dejándolo ir sólo porque no ordenó su recamará esa mañana; ¡que inflexibilidad! ¿no creen?

Siempre es doloroso ser descontados por cualquier persona y más por los padres; conduce a trastornos y patologías de personalidad.

Cuando la persona tiene sólo encuentros superficiales que no tienen contenido significativo, sin poder intimar es seguro que esa persona este escribiendo su historia personal con amargura y depresión.

Las caricias positivas se expresan con afecto y aprecio; son sinceras porque nacen del corazón; no sabes el bien que le haces al otro ser humano que las recibe.

Nombra a la persona por su nombre (la palabra más hermosa es escuchar nuestro nombre), mírala a los ojos con aprobación y aprecio, hazla consciente de sus aptitudes y recursos “qué buen reporte, me salvaste la vida” “Muchas gracias por ser mi colaborador, hacemos un gran equipo” “Admiro tu entrega y copromiso”

Que te parece que en vez de criticar, descalificar o reclamar describes la situación, lo que te gusto y disgusto y cómo te hizo sentir; da una propuesta de solución. Le pides a la persona que exprese lo que opina y piensa; escúchalo atentamente.

Ejemplo: “Te espere más de 30 minutos, no me llamaste para cancelar. Me enojo mucho que se te olvidará nuestra cita; te pido que la próxima vez me envíes mínimo un mensaje si no puedes asistir” ¿Qué dices al respecto?

Escuchar es una de las mejores caricias que cualquiera de nosotros podemos recibir. Es prestar toda la atención con la mente abierta y el lenguaje corporal. Has visto personas que te dicen mientras escriben en la computadora, cocinan o ven el televisor “Dime lo que te pasa, yo te escucho” “Espera a que termine el programa y te atiendo” “No tengo tiempo, tengo mucho trabajo, no puedo escucharte” ¿Qué opinas?

Cuando alguien te ha escuchado atentamente y has recibido retroalimentación; al retirarte del encuentro te vas pleno y satisfecho porque tus sentimientos, opiniones e ideas han sido escuchados y comprendidos; hubo una verdadera retroalimentación. Esa persona se metió en tus zapatos y no te critico y antepuso sus prejuicios.

Imagínate que tu compañero de trabajo llega enojado porque siente que ha sido despedido de manera injustificada y preocupado porque tiene que cubrir colegiaturas de sus hijos.

“Me da mucha pena tu situación, es muy dolorosa y desesperante; es normal que el despido injustificado te enoje. Yo no sé que haría en tu lugar, lo que si sé es que en este momento ¡cuentas conmigo! ¿Cómo te puedo ayudar? (de corazón)

Saber que cuentas con alguien en situaciones límites; que reconoce tu existencia con caricias positivas; sin descalificarte y humillarte, te hace sentir que no estás desamparado y solo; te permitirá desarrollar todo tu potencial y aportar un beneficio a la evolución de la  humanidad.

Qué toda persona que pase por tu vida; se lleve de ti una palabra de amor, de fortaleza, de aliento; una mirada comprensiva y de aprobación.

El regalo más hermoso es saber que el otro ser humano te acompaña durante tu existencia.

Si me tocas suave y dulcemente,

Si me miras y me sonríes,

Si me escuchas algunas veces antes de hablar tú

Yo creceré, creceré de verdad.

Bradley (9 años de edad)

¡En ti está hacer el cambio para una mejor vida!

Si tienes alguna pregunta al respecto o deseas reservar una cita para terapia persona a persona o a distancia (Skype),  contratar una plática o conferencia, escríbeme un E-Mail o marca el número abajo indicado, y yo con gusto te atiendo.

12193740_1089629267722631_6883221968641825766_n

Mtra. Teresa de Jesús Avilés R.

Psicoterapia Humanista

Conferencista y Facilitador

                             E-Mail: teresa.aviles@yahoo.com.mx   Cel.2227573183 (Whatsapp)

                             TUS_COMENTARIOS_INSPIRANa44a69Sitio Web: www.terapiamenteycorazon.com

Gracias por leer este Post! Si te gusto puedes dar click al botón para Facebook me gusta (like) o en el botón del Twitter.

 

¡LA IRA, EL CORAZON Y LA RAZON!

Había una vez un niño que paseando por el bosque con su abuelo le pregunta “abuelito, ¿qué hacen los lobos en el bosque?” El abuelo le contesta “mira los lobos van al bosque a pelearse; son dos bandos” “El que está a la derecha es el lobo de la envidia; el otro el miedo, el siguiente la ira, y uno más la pereza; y el último, el agobio” El niño pregunta “¿y los que están a la izquierda?” A lo que el abuelo responde “son los de la confianza, la alegría, el valor y el amor” El niño intrigado cuestiona aún “¿quién ganará?” y el abuelo responde “

”El que tú alimentes más”

Para vivir la experiencia de estar vivos, la sentimos a través de nuestro cuerpo, de nuestras emociones y sentimientos. Nuestro cuerpo capta el mundo exterior y el interior a través de nuestros sentidos y nos avisa que algo sucede mediante sensaciones que pueden ser agradables o desagradables.

Imagínate que no sintieras ¿cómo vivirías?, tal vez cómo ¡Autista!

El primer paso es sentir como se manifiestan esas sensaciones corporales: presión en el pecho, rigidez muscular, se cierra la garganta, se acelera el corazón, sudoración, ansiedad, calor en las manos, etc.

El siguiente paso es identificar cómo se llama lo que sientes, dale nombre: enojo, ira, envidia, venganza, tristeza, decepción, celos, etc. Pregúntate a ti mismo ¿Qué significa esto que siento? ¿Cómo actúo ante lo que siento?

Normalmente, cuando la emoción aparece actúas sin pensar. Permite que llegue el razonamiento; respira profundamente y date tiempo fuera, mientras el razonamiento toma el poder.

Aunque evadas y no expreses lo que sientes, de alguna manera lo harás; muchas personas se lastiman así mismas para no dañar a quienes consideran significativas o les manifiestan actitudes hostiles. Otras se evaden con sustancias adictivas.

Aclara tu sentir y acéptalo; si te perjudica decide cambiar.

Piensa: de que te sirve decir  “si sé que soy intransigente y no perdono”

Es el primer paso para poder sanar tu alma de las emociones que te atascan y no te permiten avanzar; de lo contrario será difícil poder controlar las emociones que  arrasan y te llevan a la depresión y a problemas interpersonales.

En esta ocasión hablaremos de la ira o cólera y sus creencias.

La ira es muy poderosa y destructiva que provoca mucho daño para ti y para la persona que ha provocado tu enojo, así como para quienes se encuentran presentes cuando tu ira se ha desbocado. Es una emoción que cuando se libera se pierde el juicio y es muy difícil de frenar.

lo único que se quiere en ese momento, es dañar y lesionar.

Se desencadena cuando sientes que te tratan de manera injusta, te ponen barreras para lograr tus objetivos o  bien te han provocado y humillado.

Si la reprimes te harás mucho daño que podría causarte depresión y enfermedades físicas; si la expresas sin reparar, arrasaras a otros y a ti mismo. Te sentirás mal y con culpas; tus relaciones interpersonales se verán dañadas.

Recuerda ¡Es muy difícil reparar una palabra, una actitud o un golpe. Quedan grabados permanentemente en el cerebro de quien lo recibe; generando a la vez resentimientos y deseos de venganza!

 Los siguientes pensamientos podrían ser la causa de la ira de acuerdo con Narciso Irala (misionero jesuita en China)

Soberbia

–       “Yo que soy tan bueno, no merezco este maltrato”

–       “Lo que quiero y lo que opino deben ser respetados y acatados”

Si piensas de esta manera de seguro que cuando te nieguen algo desatará tu ira. Cambia tu manera de pensar. Sólo somos una parte del cosmos y no el centro del universo.

Amargura

–       “Todo mundo está en mi contra”

–       “Sólo me quieren dañar”

–       “El mundo tiene que cambiar, no yo” “Ellos están mal”

El no ser feliz causa malestar e incomodidad que se proyecta con enojo que se manifiesta con actitudes hostiles. Es cierto que merecemos ser felices, que nos traten bien; sin embargo, existen personas que no son conscientes del daño que hacen a otras. A cada uno de nosotros nos toca adueñarnos de nuestra vida; tomando conciencia de que no somos victimas de nadie. ¿Qué has hecho para permitir que te amarguen tu vida?

Dolor

–       “Ya he sufrido demasiado en la vida, no me merezco esto”

Parte de la vida es vivir el dolor. Cuando somos pequeños no podemos hacer nada por el trato que nos dan nuestros padres. Si nos tratan de manera hostil y agresiva vamos acumulando resentimiento. Todo ese sentimiento guardado que no se ha expresado, se expresa con actitudes y conductas hacia otras personas con enojo e ira.

Para que nuestro sentimiento reprimido no dañe y después nos arrepintamos, es necesario sanar nuestro dolor. Piensa de esta manera “lo que no te mata te hace más fuerte” El dolor te ayudará a fortalecerte frente a ciertas situaciones.

Vive la vida amándola más allá para lo que te fue dada; no destruyéndote y amargándote. Aprende a superar la amargura y el dolor.

Si reprimes tu sentimiento de enojo y no expresas tu sentir,  llega el momento en que  lo expresas de manera explosiva arrasando con todo, a través de la ira.

Soluciona problemas con papá y con mamá

(asistiendo a terapia psicológica)

El enojo te sirve para poner límites y que no abusen de ti. Imagínate que no te enojarás cuando tu esposo te maltrata y te es infiel; y lo sigues atendiendo y respetándolo como si nada pasará.  O bien te esfuerzas para entregar un excelente trabajo y el aumento de sueldo se lo dan a otra persona que ni siquiera movió un dedo para lograrlo; o bien en tu familia te exigen más a ti que al resto de tus hermanos.

No te quedes con el enojo y hagas como si nada pasara. Las emociones están para que las sientas, identifiques, analices y actúes de manera asertiva.

Expresa lo que sientes de manera asertiva”

Recuerda “nadie es responsable de lo que te pasa, y de lo que sientes y piensas” ¿Con lo que sientes qué quieres hacer?

 Intolerancia

La intolerancia lleva a la ira simplemente porque la persona se cree superior y desacredita a quien juzga. El expresar “No lo soporto” refleja inflexibilidad e inmadurez de quien la expresa.

Pensar de forma inflexible ha provocado guerras y genocidios. No tolerar que los demás no se parezcan a nosotros; que piensen y se comporten de manera diferente causa molestia y rechazo.

La intolerancia; el enojo de no comprender al otro como es, se proyecta con críticas, discordias, enjuiciando por no poder perdonar ciertos rasgos y equivocaciones.

Tal vez la persona intolerante exija mucho porque se siente incomprendido y no aceptado.

Para que todos compartamos un mundo cordial y en armonía que nos permita vivir una vida plena es imprescindible comprender al otro que es diferente en color, tamaño, idioma, cultura, religión y sobre todo que cada quien ve y siente desde su estructura de creencias que ha arraigado en su mente inconsciente; así como le ha ido en la feria.

Aprende a comunicar mejor y de manera asertiva tus pensamientos y emociones.

Desarrolla la habilidad del pensamiento, comunicación e inteligencia emocional.

 “No os entreguéis por demasiado tiempo a la cólera; una cólera prolongada engendra el odio”

Ovidio

¡En ti está hacer el cambio para una mejor vida!

Si tienes alguna pregunta al respecto o deseas reservar una cita para terapia persona a persona o a distancia (Skype),  contratar una plática o conferencia, escríbeme un E-Mail o marca el número abajo indicado, y yo con gusto te atiendo.

12193740_1089629267722631_6883221968641825766_n

Mtra. Teresa de Jesús Avilés R.

Psicoterapia Humanista

Conferencista y Facilitador

                             E-Mail: teresa.aviles@yahoo.com.mx   Cel.2227573183 (Whatsapp)

                             TUS_COMENTARIOS_INSPIRANa44a69Sitio Web: www.terapiamenteycorazon.com

Gracias por leer este Post! Si te gusto puedes dar click al botón para Facebook me gusta (like) o en el botón del Twitter.

 

¿COMO TU FORMA DE PENSAR TRASTORNA TU VIDA?

Piensas que siempre tienes mala suerte en el amor, que nadie te quiere,  que no haces nada bien y que cuando las cosas no salen como tú deseas es una catástrofe; entonces seguro vives  emociones negativas como tristeza, depresión, ansiedad, ira, cólera, sentimientos de culpa, etc.

Estas emociones a la larga perjudican tu salud, la relación con los demás  y el logro de tus objetivos; te conducen a conductas de aislamiento, adicciones, trastornos psicológicos como ansiedad, depresión y comportamientos donde tu vida y la vida de otros puede estar en riesgo.

Sabías que el funcionamiento de la estructura psicológica tiene tres aspectos: Pensamientos, sentimientos y conductas. Los tres están interrelacionados uno con el otro; que si uno de ellos es alterado, inmediatamente se afectan las otras dos estructuras; si tu pareja se aleja, piensas que siempre te abandonan y te deprimes; o bien si piensas que la gente es mala, seguro vas a desconfiar de toda persona.

Imagínate que estás pensado que no eres bueno para hacer algo y tienes que hacerlo, ¿qué crees que va a pasar y cómo te vas a sentir?

Tu  conducta y tus emociones son provocadas por la forma en que piensas y piensas de acuerdo a lo que crees. Tus creencias que se han ido instalando en tu mente a nivel inconsciente con el paso del tiempo, desde tu infancia; dirigen tu vida y son capaces de ocasionar comportamientos negativos, afectando tu salud y tu bienestar; así cómo también limitan tu desarrollo pleno de tu potencial.

Pon atención en lo que haces, en lo que dices y en lo que piensas; ese eres tú. Tú eres lo que haces, lo que dices y lo que piensas. Todos tus pensamientos provienen de lo que has ido instalando en tu mente desde tu niñez; has asimilado las creencias de tu familia, de tus maestros, de tus amigos, de los medios de comunicación, etc.  Además has formado creencias a partir de tus propias experiencias, por ejemplo si has intentado algo y no te salió; lo vuelves intentar y tienes el mismo resultado, seguro podrás creer que no sirves para eso, o que nunca tienes suerte para el amor, o que nadie te quiere, que todo te sale mal, etc. etc.

La mente del ser humano tiende a ser negativa, se culpabiliza y lo peor es cuando adivina lo que el otro ser humano piensa y hace o bien vaticina el futuro: “No me contesto el celular, ya no quiere saber nada de mi” “no entregue los reportes a tiempo, seguro me van a correr”

Esta forma catastrófica de pensar conduce a conductas o emociones inapropiadas o autosaboteadoras.

Tus creencias pueden limitar tu desarrollo, pueden anclarte y no permitir tu crecimiento personal; son las creencias que afectan tu autoestima. Cuando utilizas el verbo ser, denota identidad, por ejemplo, cuando dices no soy bueno, no soy inteligente, no soy tolerante. Cuando la persona dice “soy alcohólico” , cuando se va a recuperar, si ya denoto su identidad. Es un hecho que expresarse de esta manera limita tu personalidad, tu vida  y las oportunidades que te brinda el mundo.

Sólo recuerda lo que tus padres te decían: “tienes que estudiar para tener un empleo” “nos sacrificamos por tu futuro” “las mujeres nacieron para atender a sus familias” “a cada quien le toco su cruz que tiene que cargar”, “el dinero hay que ganarlo con el sudor de la frente” etc.

El trastorno psicológico proviene de las creencias irracionales, creencias que fueron incorporadas a la estructura psicológica sin haberse asimilado (analizado o reflexionado), y que desintegran la personalidad, ya que se actúa de acuerdo a lo que uno cree sin analizarlo y reflexionarlo; son creencias y pensamientos que le pertenecen a otros, y actuamos en base a ellas, generando sentimientos y emociones que trastornan nuestra vida.

El funcionamiento psicológico tiene tres aspectos: pensamientos, sentimientos y conductas y las tres estás interrelacionadas. Si una de las tres es afectada altera las otras dos. Si cambias la manera en que percibes tu mundo, seguro cambiara tu forma de sentir y de actuar.

Tus creencias se vuelven patológicas cuando son irracionales. Las creencias irracionales parten de premisas falsas, son formas incorrectas de pensamiento que llevan a sentimientos y conductas que no son saludables.

Creencias irracionales son pensamientos absolutos, exigentes y nada flexibles; así como falta de objetividad:

Creencias absolutistas: Piensas de manera todo o nada; blanco o negro; eres o no eres y además generalizas “todos los hombres son iguales, nadie me quiere hablar” “A nadie le caigo bien” “No soy bueno para nada”

Imagínate cuando  piensas que nadie te quiere y que nadie nació para ti, y que nunca vas encontrar el amor. Puedes darte cuenta el impacto psicológico que puede llevarte a una profunda depresión y a enfermedades crónicas. Es un drama catastrófico pensar que estamos solos y sin amor.

Creencias exigentes:  Expresadas con demanda; se utilizan los verbos “Tienes que y debes que”.

Tanto te exiges a ti mismo como exiges a los demás. “Yo debo ser exitoso” “Tu tienes que escucharme” “tengo que ser aceptada”, etc. Se tiende a ser muy crítico con uno mismo y con los demás.

Imagina, cuando no cumplen tu exigencia ¿qué haces y qué sientes?

Creencias no flexibles: No hay tolerancia

“No debo fallar” “El hizo mal y tiene que recibir un castigo” “No puedo soportarlo” Vives de manera muy inflexible y por consecuencia sufres porque tal vez tengas conflictos con los demás y no eres feliz pensado de manera inflexible; te acarreas muchos problemas.

Las creencias racionales son razonables, objetivas, flexibles y constructivas que te guían a la supervivencia, felicidad, sentimientos y conductas saludables.

Por este motivo es imprescindible que revises tu sistema de creencias. No es fácil cambiar de la noche a la mañana algo que te ha dirigido por mucho tiempo, pero si es posible. CAMBIA TU VIDA, CAMBIA TU MENTE.

¡En ti está hacer el cambio para una mejor vida!

Si tienes alguna pregunta al respecto o deseas reservar una cita para terapia persona a persona o a distancia (Skype),  contratar una plática o conferencia, escríbeme un E-Mail o marca el número abajo indicado, y yo con gusto te atiendo.

12193740_1089629267722631_6883221968641825766_n

Mtra. Teresa de Jesús Avilés R.

Psicoterapia Humanista

Conferencista y Facilitador

                             E-Mail: teresa.aviles@yahoo.com.mx   Cel.2227573183 (Whatsapp)

                             TUS_COMENTARIOS_INSPIRANa44a69Sitio Web: www.terapiamenteycorazon.com

Gracias por leer este Post! Si te gusto puedes dar click al botón para Facebook me gusta (like) o en el botón del Twitter.

 

¡El saber comunicarse es la base del éxito! ¿Qué tan exitoso eres?

Estoy de acuerdo con los amantes de la sabiduría y conocedores del comportamiento humano que el objetivo del ser humano es la felicidad. Somos felices cuando nos conocemos mejor, cuando desarrollamos y desplegamos todo nuestro potencial, cuando progresamos y nos movemos a superiores estados de conciencia, cuando fortalecemos nuestra autoestima, cuando vivimos la experiencia del amor; cuando comunicamos adecuadamente nuestro pensamiento, nuestros sentimientos, nuestras experiencias y somos retroalimentados con una escucha activa y empatica.

Te has preguntado porque el ser humano no es feliz, a pesar de que tiene todo para evolucionar, desplegar todo su potencial, amar y ser exitoso; tenemos el software pero nadie nos ha enseñado cómo usarlo ¡Tenemos que descubrirlo!

Hay mucho que aprender de nosotros mismos y de los demás. La vida es un eterno aprendizaje que inicia desde nuestro nacimiento hasta que llega el momento de partir para siempre. Has escuchado que dicen por ahí, que la vida es cómo si fuéramos a la escuela y para pasar al siguiente grado tenemos que demostrar que hemos aprendido.

Así es ni más ni menos, ¿Quieres darle un significado real a tu vida? empieza por auto conocerte y así comprenderás mejor cuales son tus necesidades, para qué te pasa lo que te pasa, en que te basaste para decidir la elección de profesión, de pareja, amigos, si quieres o no quieres tener hijos; sabrás cuál es tu potencial y que habilidades tienes que ir desarrollando para desplegarlo completamente. El potencial del ser humano se va despertando a medida que éste se va descubriendo, ¿lo sabías? Cuando el ser humano se siente capaz, avanza y se siente productivo, eso da felicidad.

Has pensado alguna vez que todos nuestros problemas emocionales, de salud, ecónomicos y limitaciones pueden residir en la manera en que nos comunicamos con nosotros mismos y con los demás.  Para un momento por favor y pregúntate ¿cómo es mi comunicación conmigo mismo y con mi familia, pareja, hijos, compañeros, etc.? ¿Te comunicas de manera positiva, alentadora, honesta, respetuosa, poniéndote en los zapatos del otro?

Si no es así, por ahí empiezan los problemas con nuestra vida, cuando nuestra comunicación es deficiente e imprecisa, es cómo si anduviéramos solos y perdidos en el espacio, chocando con los asteroides. Por no saber expresar de manera clara y concisa lo que nos pasa, describir nuestra experiencia y darnos cuenta de nuestros sentimientos y necesidades; nos frustramos y tal vez nos comuniquemos ignorando, gritando, criticando, exigiendo, echando culpas o bien descalifiquemos o nos burlemos, sólo por mencionar unas de las tantas formas para expresar nuestra frustración, dolor, desacuerdos ¿qué más queremos transmitir de esta manera?.

Este tipo de comunicación daña nuestra salud física y mental,  nuestras relaciones interpersonales, afecta nuestro desarrollo personal, arruina nuestra vida. Nunca es tarde para aprender a comunicarnos mejor ¿no te parece?

Cuando comunicas de manera clara y concisa tus pensamientos, tus sentimientos, tus experiencias y tus necesidades se efectúa un proceso mental que ilumina tu conciencia que abre paso al autoconocimiento y te lleva a la evolución ¡Te sientes feliz!

En terapia me doy cuenta que los problemas de las personas, que afectan su desarrollo mismo y sus relaciones interpersonales son originados por la forma nefasta en como se comunican. Has observado que los malos entendidos y conflictos con uno mismo y con los demás se dan cuando expresamos un mensaje confuso y cada quien lo comprende de acuerdo a su mundo emocional, a la manera en que ve la realidad, a sus creencias, etc.

Escúchate primero a ti mismo y escucha lo que quiere expresar el otro con tu corazón y con tu mente.

Qué te parece reflexionar si realmente eres feliz, qué es lo que sucede; qué quieres realmente; que  genera el conflicto, describelo  de manera objetiva; con todos los detalles, escríbelo para que lo puedas visualizar con mayor claridad, expresalo con alguien que te escuche activamente; piensa que conductas tuyas son las que han originado este conflicto, y que sentimientos te provocan; busca alternativas de solución; plantea una propuesta de solución.

Te voy a decir un secreto, cuando abres un abanico de posibilidades o alternativas de solución; cuando comprendes las causas y las circunstancias y tomas una decisión, entonces tu mente deja de sufrir y estresarse  porque ve en su camino una lucecita  ¡Se pone nuevamente en marcha!

Además, recuerda que eres un ser humano, que tienes derecho a fallar mientras estás en el proceso de aprendizaje.  Se comprensivo contigo mismo y con los seres que te rodean; la empatía es la medicina que sana nuestro mundo. Todos tienen la razón desde el cristal donde lo miran y desde el mundo donde lo viven. Somos seres humanos simplemente con un espiritu divino y con la capacidad de desarrollar la habilidad de comunicarnos.

Te das cuenta que para auto-conocerte y así poder evolucionar y lograr ser felices, comunicarse adecuadamente es la clave del éxito en la relación contigo mismo y con los seres con quienes construyes tu mundo.

¿Cuándo hablas, de que hablas y cómo lo haces? La manera en que te comunicas con tu lenguaje verbal y corporal, como te conduces por la vida; dice mucho de cómo esta configurado tu Software Mental ¡Descúbrelo!

Richard Blander y John Grinder, creadores de la Programación Neurolingüística, descubrieron que las personas que viven con excelencia, son aquellas que saben comunicarse adecuadamente con ellas mismas y con los demás.

¡En ti está hacer el cambio para una mejor vida!

Si tienes alguna pregunta al respecto o deseas reservar una cita para terapia persona a persona o a distancia (Skype),  contratar una plática o conferencia, escríbeme un E-Mail o marca el número abajo indicado, y yo con gusto te atiendo.

12193740_1089629267722631_6883221968641825766_n

Mtra. Teresa de Jesús Avilés R.

Psicoterapia Humanista

Conferencista y Facilitador

                             E-Mail: teresa.aviles@yahoo.com.mx   Cel.2227573183 (Whatsapp)

                             TUS_COMENTARIOS_INSPIRANa44a69Sitio Web: www.terapiamenteycorazon.com

Gracias por leer este Post! Si te gusto puedes dar click al botón para Facebook me gusta (like) o en el botón del Twitter.

 

PROBLEMA DEL SER HUMANO NO SABER COMUNICARSE

Es  indignante ver personas que hacen gala de su prepotencia para maltratar y denigrar a otro ser humano. Te das cuenta “un ser humano dañando a otro ser humano”. No es un caso aislado, ¿verdad? Existen tantas personas que dañan como  los secuestradores, la agresión entre automovilistas, la violencia entre parejas, el bullying, etc., etc., etc.  ¿Has vivido alguna forma de violencia de manera personal?

Has de saber que el ser humano por naturaleza alberga lo bueno y lo malo; es egoísta y generoso. Tiene la capacidad de traicionar, de violar, de matar, de abandonar a sus hijos, de generar violencia; a la vez es un ser emocional, sensible, generoso; que busca a Dios por reconocer su mortalidad y vulnerabilidad. Desde el origen de su existencia ha tenido que luchar con sus demonios y ha reconocido su espiritualidad que lo hace bello y sublime.

El ser humano al final de cuentas es un primate que ha evolucionado de manera exitosa; desarrollando el lenguaje, que le permite poder comunicarse de una manera asombrosa. Además, ha desarrollado una estructura psicológica muy compleja, que percibe su propia realidad a través de sus sentidos, traduciéndola en emociones tanto positivas como negativas que van dejando huella en sentimientos de amor o de odio.

El problema del ser humano es que a pesar de la alta tecnología que ha desarrollado y que por ende podrías y podría yo estar más cerca y comunicados gracias a los celulares, Facebook, internet, aviones, etc.; no lo estamos realmente. Imagínate, un día llegue con una amiga a tomar un café, quien estaba con su hermana, una frente a la otra, comunicándose por E-mail y Facebook; ¿sabes cómo me sentí, al ver que ambas se comunicaban de esta manera? IGNORADA.

El problema es que desafortunadamente, no sabemos comunicarnos en primer lugar con nosotros mismos y por ende comunicarnos con los demás. ¿Tú que opinas de que el ser humano le cuesta trabajo expresarse con exactitud lo que quiere, lo que necesita, sus emociones y sus sentimientos? Claro no nos han enseñado cómo hacerlo, ¿no es cierto?

Sabías que el no poder comunicarte contigo mismo y por ende con tu mundo exterior te desconecta de tu interior y te desvincula del otro ser humano.

En la práctica terapéutica he visto que las personas al estar desconectados y desvinculados se comunican entre ellos con reclamos, gritos, prepotencia, quejas, golpes, agresión, etc. para expresar  su malestar, su dolor, su rabia, sus carencias afectivas, su ineficiencia en una palabra. Por cultura o por educación no nos han enseñado cómo comunicarnos, a pesar de tener toda la capacidad para hacerlo. Imagínate que pudieras transmitir tus necesidades, tus sentimientos de manera clara contigo misma y lo pudieras expresar al otro y sentirte escuchada de forma atenta, empática y respetuosa, sin que la gente te critique o bien interponga sus prejuicios.

Te das cuenta de la importancia de aprender a comunicarnos de manera efectiva y amorosa con nosotros mismos y con los seres con quienes compartimos nuestro mundo. Si cien años vamos a vivir,  vivirlos bien con armonía y amor. El amor es un sentimiento tan poderoso que puede conectarnos y vincularnos como humanidad. Te preguntas, ¿Cómo lo hago?

¡En ti está hacer el cambio para una mejor vida!

Si tienes alguna pregunta al respecto o deseas reservar una cita para terapia persona a persona o a distancia (Skype),  contratar una plática o conferencia, escríbeme un E-Mail o marca el número abajo indicado, y yo con gusto te atiendo.

12193740_1089629267722631_6883221968641825766_n

Mtra. Teresa de Jesús Avilés R.

Psicoterapia Humanista

Conferencista y Facilitador

                             E-Mail: teresa.aviles@yahoo.com.mx   Cel.2227573183 (Whatsapp)

                             TUS_COMENTARIOS_INSPIRANa44a69Sitio Web: www.terapiamenteycorazon.com

Gracias por leer este Post! Si te gusto puedes dar click al botón para Facebook me gusta (like) o en el botón del Twitter.