Piensas que siempre tienes mala suerte en el amor, que nadie te quiere,  que no haces nada bien y que cuando las cosas no salen como tú deseas es una catástrofe; entonces seguro vives  emociones negativas como tristeza, depresión, ansiedad, ira, cólera, sentimientos de culpa, etc.

Estas emociones a la larga perjudican tu salud, la relación con los demás  y el logro de tus objetivos; te conducen a conductas de aislamiento, adicciones, trastornos psicológicos como ansiedad, depresión y comportamientos donde tu vida y la vida de otros puede estar en riesgo.

Sabías que el funcionamiento de la estructura psicológica tiene tres aspectos: Pensamientos, sentimientos y conductas. Los tres están interrelacionados uno con el otro; que si uno de ellos es alterado, inmediatamente se afectan las otras dos estructuras; si tu pareja se aleja, piensas que siempre te abandonan y te deprimes; o bien si piensas que la gente es mala, seguro vas a desconfiar de toda persona.

Imagínate que estás pensado que no eres bueno para hacer algo y tienes que hacerlo, ¿qué crees que va a pasar y cómo te vas a sentir?

Tu  conducta y tus emociones son provocadas por la forma en que piensas y piensas de acuerdo a lo que crees. Tus creencias que se han ido instalando en tu mente a nivel inconsciente con el paso del tiempo, desde tu infancia; dirigen tu vida y son capaces de ocasionar comportamientos negativos, afectando tu salud y tu bienestar; así cómo también limitan tu desarrollo pleno de tu potencial.

Pon atención en lo que haces, en lo que dices y en lo que piensas; ese eres tú. Tú eres lo que haces, lo que dices y lo que piensas. Todos tus pensamientos provienen de lo que has ido instalando en tu mente desde tu niñez; has asimilado las creencias de tu familia, de tus maestros, de tus amigos, de los medios de comunicación, etc.  Además has formado creencias a partir de tus propias experiencias, por ejemplo si has intentado algo y no te salió; lo vuelves intentar y tienes el mismo resultado, seguro podrás creer que no sirves para eso, o que nunca tienes suerte para el amor, o que nadie te quiere, que todo te sale mal, etc. etc.

La mente del ser humano tiende a ser negativa, se culpabiliza y lo peor es cuando adivina lo que el otro ser humano piensa y hace o bien vaticina el futuro: “No me contesto el celular, ya no quiere saber nada de mi” “no entregue los reportes a tiempo, seguro me van a correr”

Esta forma catastrófica de pensar conduce a conductas o emociones inapropiadas o autosaboteadoras.

Tus creencias pueden limitar tu desarrollo, pueden anclarte y no permitir tu crecimiento personal; son las creencias que afectan tu autoestima. Cuando utilizas el verbo ser, denota identidad, por ejemplo, cuando dices no soy bueno, no soy inteligente, no soy tolerante. Cuando la persona dice “soy alcohólico” , cuando se va a recuperar, si ya denoto su identidad. Es un hecho que expresarse de esta manera limita tu personalidad, tu vida  y las oportunidades que te brinda el mundo.

Sólo recuerda lo que tus padres te decían: “tienes que estudiar para tener un empleo” “nos sacrificamos por tu futuro” “las mujeres nacieron para atender a sus familias” “a cada quien le toco su cruz que tiene que cargar”, “el dinero hay que ganarlo con el sudor de la frente” etc.

El trastorno psicológico proviene de las creencias irracionales, creencias que fueron incorporadas a la estructura psicológica sin haberse asimilado (analizado o reflexionado), y que desintegran la personalidad, ya que se actúa de acuerdo a lo que uno cree sin analizarlo y reflexionarlo; son creencias y pensamientos que le pertenecen a otros, y actuamos en base a ellas, generando sentimientos y emociones que trastornan nuestra vida.

El funcionamiento psicológico tiene tres aspectos: pensamientos, sentimientos y conductas y las tres estás interrelacionadas. Si una de las tres es afectada altera las otras dos. Si cambias la manera en que percibes tu mundo, seguro cambiara tu forma de sentir y de actuar.

Tus creencias se vuelven patológicas cuando son irracionales. Las creencias irracionales parten de premisas falsas, son formas incorrectas de pensamiento que llevan a sentimientos y conductas que no son saludables.

Creencias irracionales son pensamientos absolutos, exigentes y nada flexibles; así como falta de objetividad:

Creencias absolutistas: Piensas de manera todo o nada; blanco o negro; eres o no eres y además generalizas “todos los hombres son iguales, nadie me quiere hablar” “A nadie le caigo bien” “No soy bueno para nada”

Imagínate cuando  piensas que nadie te quiere y que nadie nació para ti, y que nunca vas encontrar el amor. Puedes darte cuenta el impacto psicológico que puede llevarte a una profunda depresión y a enfermedades crónicas. Es un drama catastrófico pensar que estamos solos y sin amor.

Creencias exigentes:  Expresadas con demanda; se utilizan los verbos “Tienes que y debes que”.

Tanto te exiges a ti mismo como exiges a los demás. “Yo debo ser exitoso” “Tu tienes que escucharme” “tengo que ser aceptada”, etc. Se tiende a ser muy crítico con uno mismo y con los demás.

Imagina, cuando no cumplen tu exigencia ¿qué haces y qué sientes?

Creencias no flexibles: No hay tolerancia

“No debo fallar” “El hizo mal y tiene que recibir un castigo” “No puedo soportarlo” Vives de manera muy inflexible y por consecuencia sufres porque tal vez tengas conflictos con los demás y no eres feliz pensado de manera inflexible; te acarreas muchos problemas.

Las creencias racionales son razonables, objetivas, flexibles y constructivas que te guían a la supervivencia, felicidad, sentimientos y conductas saludables.

Por este motivo es imprescindible que revises tu sistema de creencias. No es fácil cambiar de la noche a la mañana algo que te ha dirigido por mucho tiempo, pero si es posible. CAMBIA TU VIDA, CAMBIA TU MENTE.

¡En ti está hacer el cambio para una mejor vida!

Si tienes alguna pregunta al respecto o deseas reservar una cita para terapia persona a persona o a distancia (Skype),  contratar una plática o conferencia, escríbeme un E-Mail o marca el número abajo indicado, y yo con gusto te atiendo.

12193740_1089629267722631_6883221968641825766_n

Mtra. Teresa de Jesús Avilés R.

Psicoterapia Humanista

Conferencista y Facilitador

                             E-Mail: teresa.aviles@yahoo.com.mx   Cel.2227573183 (Whatsapp)

                             TUS_COMENTARIOS_INSPIRANa44a69Sitio Web: www.terapiamenteycorazon.com

Gracias por leer este Post! Si te gusto puedes dar click al botón para Facebook me gusta (like) o en el botón del Twitter.

 

Categories: Autoestima, Comunicación

Leave a Reply



*

Neurosis enfermedad

La neurosis es una enfermedad muy común en la sociedad […]

LA IMPORTANCIA DEL V

El tema que se aborda en esta ocasión es un […]

RUPTURA AMOROSA ¿QU

Una ruptura amorosa siempre es muy dolorosa y más para […]

Estar cerca del abis

Caminé por una cornisa y estaba más cerca del abismo […]

ELECCION INCONSCIENT

Cuando éramos pequeños dependíamos totalmente de los seres más importantes […]

LA IMPORTANCIA DEL V

El tema que se aborda en esta ocasión es un […]

ELECCION INCONSCIENT

Cuando éramos pequeños dependíamos totalmente de los seres más importantes […]

Próximo taller Cons

La forma en que nuestros padres y ancestros vivieron tiene […]

¿PADRES TOXICOS O P

Lógico es pensar y creer que los padres aman de […]

¿Cómo convives con

De acuerdo a mi experiencia personal y práctica profesional puedo […]

Sponsors

  • Cheap reliable web hosting from WebHostingHub.com.