Había una vez un niño que paseando por el bosque con su abuelo le pregunta “abuelito, ¿qué hacen los lobos en el bosque?” El abuelo le contesta “mira los lobos van al bosque a pelearse; son dos bandos” “El que está a la derecha es el lobo de la envidia; el otro el miedo, el siguiente la ira, y uno más la pereza; y el último, el agobio” El niño pregunta “¿y los que están a la izquierda?” A lo que el abuelo responde “son los de la confianza, la alegría, el valor y el amor” El niño intrigado cuestiona aún “¿quién ganará?” y el abuelo responde “

”El que tú alimentes más”

Para vivir la experiencia de estar vivos, la sentimos a través de nuestro cuerpo, de nuestras emociones y sentimientos. Nuestro cuerpo capta el mundo exterior y el interior a través de nuestros sentidos y nos avisa que algo sucede mediante sensaciones que pueden ser agradables o desagradables.

Imagínate que no sintieras ¿cómo vivirías?, tal vez cómo ¡Autista!

El primer paso es sentir como se manifiestan esas sensaciones corporales: presión en el pecho, rigidez muscular, se cierra la garganta, se acelera el corazón, sudoración, ansiedad, calor en las manos, etc.

El siguiente paso es identificar cómo se llama lo que sientes, dale nombre: enojo, ira, envidia, venganza, tristeza, decepción, celos, etc. Pregúntate a ti mismo ¿Qué significa esto que siento? ¿Cómo actúo ante lo que siento?

Normalmente, cuando la emoción aparece actúas sin pensar. Permite que llegue el razonamiento; respira profundamente y date tiempo fuera, mientras el razonamiento toma el poder.

Aunque evadas y no expreses lo que sientes, de alguna manera lo harás; muchas personas se lastiman así mismas para no dañar a quienes consideran significativas o les manifiestan actitudes hostiles. Otras se evaden con sustancias adictivas.

Aclara tu sentir y acéptalo; si te perjudica decide cambiar.

Piensa: de que te sirve decir  “si sé que soy intransigente y no perdono”

Es el primer paso para poder sanar tu alma de las emociones que te atascan y no te permiten avanzar; de lo contrario será difícil poder controlar las emociones que  arrasan y te llevan a la depresión y a problemas interpersonales.

En esta ocasión hablaremos de la ira o cólera y sus creencias.

La ira es muy poderosa y destructiva que provoca mucho daño para ti y para la persona que ha provocado tu enojo, así como para quienes se encuentran presentes cuando tu ira se ha desbocado. Es una emoción que cuando se libera se pierde el juicio y es muy difícil de frenar.

lo único que se quiere en ese momento, es dañar y lesionar.

Se desencadena cuando sientes que te tratan de manera injusta, te ponen barreras para lograr tus objetivos o  bien te han provocado y humillado.

Si la reprimes te harás mucho daño que podría causarte depresión y enfermedades físicas; si la expresas sin reparar, arrasaras a otros y a ti mismo. Te sentirás mal y con culpas; tus relaciones interpersonales se verán dañadas.

Recuerda ¡Es muy difícil reparar una palabra, una actitud o un golpe. Quedan grabados permanentemente en el cerebro de quien lo recibe; generando a la vez resentimientos y deseos de venganza!

 Los siguientes pensamientos podrían ser la causa de la ira de acuerdo con Narciso Irala (misionero jesuita en China)

Soberbia

–       “Yo que soy tan bueno, no merezco este maltrato”

–       “Lo que quiero y lo que opino deben ser respetados y acatados”

Si piensas de esta manera de seguro que cuando te nieguen algo desatará tu ira. Cambia tu manera de pensar. Sólo somos una parte del cosmos y no el centro del universo.

Amargura

–       “Todo mundo está en mi contra”

–       “Sólo me quieren dañar”

–       “El mundo tiene que cambiar, no yo” “Ellos están mal”

El no ser feliz causa malestar e incomodidad que se proyecta con enojo que se manifiesta con actitudes hostiles. Es cierto que merecemos ser felices, que nos traten bien; sin embargo, existen personas que no son conscientes del daño que hacen a otras. A cada uno de nosotros nos toca adueñarnos de nuestra vida; tomando conciencia de que no somos victimas de nadie. ¿Qué has hecho para permitir que te amarguen tu vida?

Dolor

–       “Ya he sufrido demasiado en la vida, no me merezco esto”

Parte de la vida es vivir el dolor. Cuando somos pequeños no podemos hacer nada por el trato que nos dan nuestros padres. Si nos tratan de manera hostil y agresiva vamos acumulando resentimiento. Todo ese sentimiento guardado que no se ha expresado, se expresa con actitudes y conductas hacia otras personas con enojo e ira.

Para que nuestro sentimiento reprimido no dañe y después nos arrepintamos, es necesario sanar nuestro dolor. Piensa de esta manera “lo que no te mata te hace más fuerte” El dolor te ayudará a fortalecerte frente a ciertas situaciones.

Vive la vida amándola más allá para lo que te fue dada; no destruyéndote y amargándote. Aprende a superar la amargura y el dolor.

Si reprimes tu sentimiento de enojo y no expresas tu sentir,  llega el momento en que  lo expresas de manera explosiva arrasando con todo, a través de la ira.

Soluciona problemas con papá y con mamá

(asistiendo a terapia psicológica)

El enojo te sirve para poner límites y que no abusen de ti. Imagínate que no te enojarás cuando tu esposo te maltrata y te es infiel; y lo sigues atendiendo y respetándolo como si nada pasará.  O bien te esfuerzas para entregar un excelente trabajo y el aumento de sueldo se lo dan a otra persona que ni siquiera movió un dedo para lograrlo; o bien en tu familia te exigen más a ti que al resto de tus hermanos.

No te quedes con el enojo y hagas como si nada pasara. Las emociones están para que las sientas, identifiques, analices y actúes de manera asertiva.

Expresa lo que sientes de manera asertiva”

Recuerda “nadie es responsable de lo que te pasa, y de lo que sientes y piensas” ¿Con lo que sientes qué quieres hacer?

 Intolerancia

La intolerancia lleva a la ira simplemente porque la persona se cree superior y desacredita a quien juzga. El expresar “No lo soporto” refleja inflexibilidad e inmadurez de quien la expresa.

Pensar de forma inflexible ha provocado guerras y genocidios. No tolerar que los demás no se parezcan a nosotros; que piensen y se comporten de manera diferente causa molestia y rechazo.

La intolerancia; el enojo de no comprender al otro como es, se proyecta con críticas, discordias, enjuiciando por no poder perdonar ciertos rasgos y equivocaciones.

Tal vez la persona intolerante exija mucho porque se siente incomprendido y no aceptado.

Para que todos compartamos un mundo cordial y en armonía que nos permita vivir una vida plena es imprescindible comprender al otro que es diferente en color, tamaño, idioma, cultura, religión y sobre todo que cada quien ve y siente desde su estructura de creencias que ha arraigado en su mente inconsciente; así como le ha ido en la feria.

Aprende a comunicar mejor y de manera asertiva tus pensamientos y emociones.

Desarrolla la habilidad del pensamiento, comunicación e inteligencia emocional.

 “No os entreguéis por demasiado tiempo a la cólera; una cólera prolongada engendra el odio”

Ovidio

¡En ti está hacer el cambio para una mejor vida!

Si tienes alguna pregunta al respecto o deseas reservar una cita para terapia persona a persona o a distancia (Skype),  contratar una plática o conferencia, escríbeme un E-Mail o marca el número abajo indicado, y yo con gusto te atiendo.

12193740_1089629267722631_6883221968641825766_n

Mtra. Teresa de Jesús Avilés R.

Psicoterapia Humanista

Conferencista y Facilitador

                             E-Mail: teresa.aviles@yahoo.com.mx   Cel.2227573183 (Whatsapp)

                             TUS_COMENTARIOS_INSPIRANa44a69Sitio Web: www.terapiamenteycorazon.com

Gracias por leer este Post! Si te gusto puedes dar click al botón para Facebook me gusta (like) o en el botón del Twitter.

 

Leave a Reply



*

Neurosis enfermedad

La neurosis es una enfermedad muy común en la sociedad […]

LA IMPORTANCIA DEL V

El tema que se aborda en esta ocasión es un […]

RUPTURA AMOROSA ¿QU

Una ruptura amorosa siempre es muy dolorosa y más para […]

Estar cerca del abis

Caminé por una cornisa y estaba más cerca del abismo […]

ELECCION INCONSCIENT

Cuando éramos pequeños dependíamos totalmente de los seres más importantes […]

LA IMPORTANCIA DEL V

El tema que se aborda en esta ocasión es un […]

ELECCION INCONSCIENT

Cuando éramos pequeños dependíamos totalmente de los seres más importantes […]

Próximo taller Cons

La forma en que nuestros padres y ancestros vivieron tiene […]

¿PADRES TOXICOS O P

Lógico es pensar y creer que los padres aman de […]

¿Cómo convives con

De acuerdo a mi experiencia personal y práctica profesional puedo […]

Sponsors

  • Cheap reliable web hosting from WebHostingHub.com.